lunes, 17 de agosto de 2009

ERRÁZURIZ ECHAUREN


Federico Erazuriz Echauren, Presidente de Chile entre 1896-1901, fotografía copiada de la página :biografiadechile.cl


III.- Federico Errázuriz Echauren
Nació el 16 de noviembre de 1850. Fue el hijo primogénito del presidente Federico Errázuriz Zañartu. Estudió en los Padres Franceses, en el Instituto Nacional y leyes en la Universidad de Chile. Durante la Guerra del Pacífico no participó en las campañas. Los años tensos de las pugnas religiosas sostenidas por Santa María, lo abanderizaron contra el Presidente.Fue nombrado ministro de Guerra y Marina en agosto de 1890, bajo el gobierno de Balmaceda, en el llamado gabinete de conciliación de Belisario Prats. Cuando Prats renunció al Ministerio del Interior, Erráuriz también se convirtió en opositor a Balmaceda, y en 1891 fue uno de los firmantes del acta de deposición del Presidente. Pero, no participó activamente en la contienda política, de la que recibía noticias en su retiro en Cauquenes.
Al término de la Guerra Civil, en las elecciones que organizó Jorge Montt, fue elegido diputado por Cauquenes y Constitución (1891-1894). Su precaria salud lo obligó a trasladarse a Europa, específicamente a Alemania, pero durante un año y medio viajó además por Inglaterra, Holanda, Francia, España e Italia, donde visitó al Papa León XIII.
Se reintegró a la vida política, fue senador en 1894 por la provincia del Maule y fue nombrado ministro de Justicia e Instrucción Pública el mismo año durante el gobierno de Montt. Luego del enfrentamiento civil que había vivido el país, su objetivo fue buscar formas de encuentro.
El 24 de diciembre de 1891 estuvo de acuerdo con la ampliación de la amnistía para las personas que habiendo ocupado cargos públicos, hubieren sido juzgados por delito públicos cometidos entre enero y agosto de 1891. Se exceptuó a los que tenían altos cargos en el gobierno anterior.
Los distintos sectores políticos se habían ubicado en dos grandes agrupaciones: la Coalición Liberal Conservadora, que llevaba como candidato a Errázuriz Echaurren, y la Alianza Liberal, que propiciaba la candidatura de Vicente Reyes Palazuelos, senador por Santiago.
La campaña presidencial planteó nuevamente al país en una lucha enconada. Reyes militaba en el Partido Liberal doctrinario y se caracterizaba por ser un "libre pensador". En cambio, Errázuriz era estimado por los conservadores y pertenecía a una familia de reconocido fervor católico.
La cuestión económica también influía en la encendida contienda. Reyes y su gente apoyaban la conversión metálica y Errázuriz decidió combatirla junto a los agricultores que preferían el régimen de cambios bajos y variables. Luego de una discutida elección por parte del Congreso, la mayoría favoreció a Errázuriz, con solo dos votos de ventaja sobre su rival.
Al asumir la presidencia de la República, a pesar de que era un hombre joven (46 años), Errázuriz mostraba los síntomas de una vejez prematura. Partidarios y opositores lo veían de distintas maneras: para los primeros era un verdadero patriota, que había entregado sus mejores esfuerzos al país; y para los segundos, era un político corrupto, que utilizaba los procedimientos más censurables. Sin embargo, coincidían en reconocer en él gran astucia y habilidad política.
Su gobierno se inició el 18 de septiembre de 1896 con características muy similares a las de su antecesor.
El equilibrio de poderes se había nivelado aun más. El Presidente contaba con mayoría en el Senado, no así en la cámara de diputados.
La situación económica se había deteriorado con la crisis progresiva del salitre y la consecuente desocupación que esto acarreaba, con los consiguientes conflictos sociales. A esto se agregaban los conflictos con Perú, Bolivia y Argentina, que estaban en un momento crítico.
En estas precarias condiciones, lo importante era fortalecer el consenso de la Coalición, lo que se expresó en la formación del primer gabinete integrado por tres liberales y tres conservadores.
La labor como Presidente de Errázuriz, se destacó por el indiscutido avance en el plano educacional, mediante la creación de diversos establecimientos de enseñanza profesional y de la salud como, por ejemplo, los cursos de matronas, de enfermeros y enfermeras, la Escuela Profesional de Niñas de Valparaíso, el Instituto Comercial de Santiago; un liceo de niñas en Santiago y otro en Iquique.
En los aspectos materiales, se favoreció el servicio de tranvías tanto en Santiago como en Valparaíso, San Felipe, y San Bernardo. Durante su gobierno la capital fue dotada de un moderno servicio de alcantarillado y se construyó el estanque de Peñuelas, destinado al suministro de agua para Valparaíso.
En materia de hacienda pública, en cambio, su gestión fue estéril, ya que la tan ambicionada conversión metálica -a la que él era contrario, no así la mayoría parlamentaria- debió ser dejada de lado debido a la amenaza de guerra con Argentina.
El público que temía el regreso al papel moneda, retiró apresuradamente sus depósitos de los bancos, y dejó a estos en una situación muy complicada. Este hecho obligó al Estado a emitir billetes fiscales de curso forzoso, postergándose así el retorno al régimen metálico hasta 1902.
El gobierno de Errázuriz Echaurren debió hacer frente al agudo problema limítrofe con Argentina que surgió del tratado de 1881, y de la disputa de la Puna de Atacama. Esto casi desembocó en un conflicto armado, pero, finalmente se impuso la política pacifista del Presidente y el litigio fue entregado a un arbitraje, que solo se resolvió en 1902, en el gobierno de Riesco.
Una vez que el conflicto fue entregado al arbitraje de Inglaterra, el Presidente Errázuriz y el Presidente Roca de la República Argentina celebraron una pomposa entrevista en el Estrecho de Magallanes. Este acto es conocido como El Abrazo del Estrecho y se celebró en la ciudad de Punta Arenas el 15 de febrero de 1899.
Durante el gobierno de Errázuriz Echaurren se sucedieron diecisiete gabinetes ministeriales, algo muy frecuente dentro de las prácticas del parlamentarismo chileno, que virtualmente paralizaban al Ejecutivo.
Su primer gabinete había alcanzado un equilibrio impecable, con el liberal Aníbal Zañartu en Interior. Logró sosegar a los conservadores, sin embargo, duró poco menos de dos meses. Errázuriz debió, por lo tanto, buscar un nuevo equilibrio para lograr estabilidad, por lo menos hasta las próximas elecciones.
Carlos Antúnez fue ministro del Interior entre 1896 y 1897, y consideró realizada su labor después de los comicios (marzo de 1897). Estos resultaron ser limpios dentro del esquema conocido, a satisfacción de los partidos, y no cambiaron el apoyo político al gobierno.
Dentro de los siguientes cambios ministeriales se buscó constantemente mantener la ansiada estabilidad política.
En esta búsqueda, Errázuriz fue asumiendo una palpable y paulatina evolución hacia posturas conservadoras, actitud que culminó al encargarle la formación de su sexto gobierno a la propia cabeza del partido Conservador: Carlos Walker Martínez.
No obstante, se puede señalar que Errázuriz fue un mandatario equilibrado, que permaneció fiel a las coaliciones que lo llevaron al poder. Por ejemplo, nunca abrió paso a los radicales en el gobierno.
La conducta política del Presidente frente a las crisis ministeriales, a las elecciones y en general, frente al gobierno y a la administración del país, se ciñó rigurosamente a los principios del parlamentarismo. No resolvía problema alguno sin examinar previamente las tendencias que dominaban en el Congreso y en los partidos políticos. En la designación de intendentes y gobernadores, representantes directos del Ejecutivo a lo largo de todo el territorio, mantuvo la misma subordinación a la voluntad de los partidos oficialistas. Al igual que su sucesor, Errázuriz se vio envuelto en la contienda electoral de la cual salió el próximo Presidente. Durante su convención, la Alianza Liberal proclamó candidato a Germán Riesco, primo hermano y cuñado del gobernante, hecho que indujo a Errázuriz a dejar su mandato en forma temporal, para evitar ser acusado de intervención o favoritismo. En esos días, el Mandatario declaraba en una carta pública: "Como yo tengo el firme propósito de no mezclarme en campaña política alguna y no tengo ni quiero tener candidato, estoy resuelto a impedir que los empleados de la administración tomen participación alguna en la lucha electoral". Por tal razón, momentáneamente la conducción del Estado quedó en manos de su ministro del Interior, Aníbal Zañartu Errázuriz no pudo concluir su período por razones de salud. Su estado físico era delicado y había tenido que viajara Alemania para tratarse. La primera vez -entre el 11 de junio y 11 de octubre de 1900- dejó a cargo del país a Elías Fernández; y la segunda vez, como se ha señalado anteriormente, entregó el mando a Zañartu. Este desempeñó la vicepresidencia hasta el cambio de mando, ya que Errázuriz falleció de una trombosis cerebral el 12 de julio de 1901, en Valparaíso. Texto copiado de: icarito.latercera.cl/biografias/1891-1925/bios/errazuriz-echaurren.h Casó con Gertrudis Echenique Mujica, (hija y heredera de Juan José Echenique dueño de la hacienda de San José de el Carmen del Huique; y de doña…)
Hijos:
1.- Federico Errázuriz Echenique, Diputado por el partido liberal independiente, período 1903-1906. Nació en Santiago en diciembre de 1880.. Soltero.
Estudió en el Colegio San Ignacio 1890-1891. Licenciado en Leyes en 1903.
Diputado por San Fernando para el período 1903 a 1906. Ocupó la segunda vicepresidencia de la Cámara de Diputados desde el 2 de junio de 1903 al 3 de junio de 1904. Presidió la Comisión de Guerra y Marina.
Militante del partido Liberal. Falleció el 9 de septiembre de 1903.

2.- doña Elena Errázuriz Echenique, casada con Renato Sánchez de Loria, diplomatico. Sus hijos donaron la casa de la hacienda de el Huique al Ejécito.
Padres de
A.- Eulogio Sanchez Errázuriz, El trágico amor de Maria Luisa Bombal.